• El Castillo

Castillo Utrera

Se encuentra sobre un cerro natural muy próximo a la parroquia de Santiago el Mayor.

Está declarado Bien de interés cultural yMonumento Histórico-Artístico desde 1985.

Fue construido por el Concejo de Sevilla sobre los restos de una antigua torre árabe. Aparece citado en 1264 por Alfonso X el Sabio. En 1368 fue destruido por Muhammed V de Granada y posteriormente reconstruido a finales del siglo XIV. Desde finales del XV ha permanecido abandonado finales del siglo XX, en el que se han realizado una serie de actuaciones destinadas a su recuperación para uso público.

  • Casa Surga

CASA SURGA UTRERA

Es una casa señorial de estilo sevillano, fechada en 1783, y compuesta de una casa principal y una casa de labor. Actualmente está en estado ruinoso y no visitable, debido al abandono y continuos expolios.

Con anterioridad a su deterioro, había sido declarada Bien de interés cultural y Monumento Histórico-Artístico en 1977.

Posee un sobrado en forma de mirador. Tiene seis ventanas con amplio vuelo que sobresalen de la fachada, adornadas con guarnición de faja resaltante. La portada está ricamente adornada, y labrada en piedra martelilla muy porosa. Posee un patio central rodeado de columnas de mármol y arcos de medio punto. La escalera principal, que conducía a la planta noble, era una de las características más importantes del edificio.

  • Casa cuartel de la Guardia Civil

Fue declarado Bien de interés cultural y Monumento Histórico-Artístico en 1985.

Es una construcción de estilo castellano realizada en 1577. En su origen, fue un cuartel de caballería, el cual fue construido por el Cabildo durante el reinado de Felipe II. Posteriormente sirvió como casa cuartel de la Guardia Civil. En la actualidad ha sido restaurado y rehabilitado para viviendas.

  • Casa Consistorial

El antiguo palacio de Vistahermosa se sitúa en la Plaza de Gibaxa. Su portada rococó es de 1730. En su interior destacan sus salones románticos e historicistas. Actualmente es la sede del Ayuntamiento de Utrera.

  • Teatro Municipal Enrique de la Cuadra

Fue construido entre septiembre de 1885 y enero de 1887, por orden de don Enrique de la Cuadra. El coste total de las obras fue de 218.000 reales, una cantidad considerable para su época. Es un teatro diseñado al estilo italiano, de distribución muy equilibrada entre la sala destinada al público y el escenario. Fue rehabilitado en 1993 para uso público, bajo la dirección del arquitecto Juan Ruesga Navarro. Su escenario es uno de los más amplios de Andalucía y cuenta con equipamiento técnico que permite acometer un amplio abanico de especialidades escénicas. Su aforo es de 525 plazas, entre el patio de butacas y los palcos. En su interior se puede visitar el Legado de los Álvarez Quintero, un fondo museológico en el que se exponen parte de la biblioteca y los enseres personales de estos comediógrafos utreranos.

  • Casa de la Cultura

La Casa Palacio de Los Marqueses de Tous, del siglo XVIII, está situada en la calle Rodrigo Caro, en uno de los rincones más representativos de la ciudad. Está destinada a uso cultural desde 1990. Es característica su fachada avitolada, de estilo barroco, articulada con grandes pilastras.

  • Niño Perdido

Este conjunto arquitectónico es una antigua judería con sinagoga, transformada a lo largo del tiempo en hospital, iglesia, cementerio y casa de expósitos. Actualmente esta zona acoge varias viviendas particulares y un par de bares de copas, aunque sigue siendo uno de los lugares más característicos y representativos del casco antiguo utrerano.

  • Recinto Amurallado y el Arco de la Villa.

En diferentes zonas del casco histórico se conservan algunos restos de la muralla medieval, entre los que se encuentran el Arco de la Villa, el Portillo de la Misericordia y algunas torres como las de la Plaza de la Constitución, la Plaza del Altozano y la calle Álvarez Hazañas. El Arco de la Villa, recientemente restaurado, era una de las puertas de entrada a la ciudad. En su estructura presenta vanos apuntados, y una capilla barroca en el piso alto.

  • Plazas.

Destacan las plazas del Altozano, de Enrique de la Cuadra —antigua Plaza del Bacalao—, de la Constitución, de Gibaxa y de Santa Ana. Entre todas, la que actualmente alberga una mayor actividad es la Plaza del Altozano, que se configura como centro neurálgico de la localidad. Pese a haber sido recientemente reformada, aún conserva restos de los s. XVII y XVIII, sobre todo en alguno de los edificios colindantes.

  • Torres de molino de aceite.

Son numerosas y se distribuyen por todo el casco antiguo. Estas construcciones son un reflejo de la importancia que tuvo la industria olivarera en Utrera. Merecen ser mencionadas las que pueden observarse en las calles Vicente Giráldez, Molares, Mujeres, Sacramento, Preciosa y Ponce de León.

  • Casco antiguo y casas solariegas.

El tipo de casa histórica utrerana presenta como característica la humildad de sus materiales —mampostería de argamasa, ladrillos, teja árabe y cal— y la uniformidad de sus fachadas. El casco antiguo de Utrera presenta un estilo característico marcado por la sobriedad de estas construcciones. Aun se conserva un conjunto importante de casas del siglo XVIII, como las que ocupan el flanco norte de la Plaza del Altozano, así como algunas pocas que datan de los siglos XVI y XVII. Aparte de estas antiguas viviendas, existen varias casas solariegas de especial importancia por su valor arquitectónico e histórico, entre las que destacan la de Román Meléndez, en la calle homónima, la Casa Surga, en la calle María auxiliadora, la Casa Palacio de Los Marqueses de Tous, en la calle Rodrigo Caro, la Casa Palacio de los Cuadra, en la Plaza Enrique de la Cuadra y la Casa Riarola, en la calle Virgen de Consolación.

  • Fuente de los Ocho Caños

fuenteutrera

Es una antigua fuente restaurada, de planta octogonal y con una cubierta a modo de templete. Está situada al final de la calle Cristo de los Afligidos, cerca de la puerta medieval del Arco de la Villa, en el exterior del recinto amurallado. La cubierta está adornada por paños de azulejos sevillanos, y se sostiene sobre ocho arcos de medio punto. Bajo cada arco posee un grifo que desagua en la pila que rodea toda la estructura. Su función era la de aprovisionar de agua a los habitantes de la villa y abrevar al ganado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s